masKinfo

Total de Visistas: 112372
Federación Andaluza Redes

ALUCINÓGENOS

SINTÉTICOS
El más conocido en Europa es el LSD (tripi).
NATURALES
Se encuentran en diferentes plantas, hongos y cactus.
Su consumo provoca la sensación de traslado a otro lugar-espacio-tiempo (viaje) y alteraciones mentales tales como estados de paranoia, alucinaciones, esquizofrenia, ansiedad extrema o ataques de pánico.
Debido a estos trastornos la persona puede cometer muchas imprudencias y temeridades.
Produce “flash-back” (reaparición de los efectos de la droga sin haberla consumido).

CANNABIS

El cannabis es una planta de cuya resina, hojas y flores se elaboran distintas drogas ilegales en España (hachís y marihuana).
Sus efectos psicoactivos son debidos a sus principios activos (cannabinoides), entre los que destaca el THC.
A mayor concentración de THC mayores son sus efectos y riesgos para la salud, siendo la planta en la actualidad mucho más potente que en años anteriores (manipulación genética de las semillas).
Suele fumarse mezclada con TABACO. Esto hace que el riesgo de producirnos daño para la salud sea doble.

EFECTOS DEL CANNABIS

Relajación, somnolencia, lentitud en el paso del tiempo. Desinhibición, hilaridad (risa tonta). Dificultades en la expresión, memoria, concentración y aprendizaje. Alteración de los sentidos (alucinaciones). Descoordinación de movimientos. Aumento del apetito. Sequedad de boca, ojos rojos y brillantes. Taquicardias, sudoración.

RIESGOS DEL CANNABIS

Ralentiza el funcionamiento normal de la memoria, el aprendizaje y la concentración. Afecta a la psicomotricidad, dificultando el manejo de maquinaria (coche, grúa, andamio,…). Puede provocar reacciones de pánico y ansiedad. Desencadena trastornos psiquiátricos (esquizofrenia), especialmente en la adolescencia. Problemas respiratorios: tos crónica y bronquitis Problemas cardiovasculares: empeora la insuficiencia cardiaca y la hipertensión. Si se mezcla con alcohol, pueden darse lipotimias.

SÍNTOMAS DE ABUSO O DEPENDENCIA DEL CANNABIS

Abandono del grupo de amigos no consumidores. Desinterés por actividades que no tengan relación directa con el consumo. Preocupación por disponer de cannabis. Uso compulsivo del cannabis. Problemas de rendimiento escolar o laboral. Irritabilidad, agresividad, inquietud, nerviosismo, disminución del apetito y dificultades para dormir, que ceden al consumir cannabis.

SITUACIONES DE ESPECIAL RIESGO

Todo consumo implica un riesgo pero éste es mayor en algunas circunstancias:
Adolescencia
El cannabis provoca cambios neurobiológicos durante el periodo de maduración cerebral. El inicio temprano del consumo se asocia con la aparición de trastornos mentales en la edad adulta, como la ansiedad, la depresión y la psicosis, con un mayor consumo de otras drogas en el futuro, con más dificultad para dejar de consumir, con problemas de rendimiento escolar y con el abandono prematuro de los estudio
Conducción de vehículos
El cannabis dificulta la ejecución de tareas que exigen coordinación y atención. Su combinación con alcohol aumenta el riesgo de sufrir un accidente en un 50%.
Embarazo y lactancia
Puede perjudicar el desarrollo del feto, aumentar el riesgo de bajo peso al nacer y producir alteración en las funciones mentales del niño. Se relaciona con la aparición del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.
Estudio y aprendizaje
Dificulta el aprendizaje y las tareas que requieren concentración. Este efecto permanece incluso mucho tiempo después de su consumo, debido a su larga vida media en el organismo, por lo que consumir el fin de semana influirá en el rendimiento escolar de los días siguientes.
Enfermedades previas o actuales
Las personas que han tenido o tienen problemas psiquiátricos, respiratorios, cardiovasculares o alérgicos son especialmente vulnerables a las consecuencias negativas del consumo de cannabis.

MITOS Y REALIDADES SOBRE EL CANNABIS

Mito:
Es un producto inofensivo para la salud, ya que es un producto natural. Es una droga ecológica, es la sustancia de la paz y el relax.
Realidad:
Producto natural y producto inocuo no son sinónimos. El tabaco y el opio también son naturales y nadie duda de sus riesgos. El consumo de cannabis provoca alteraciones en el funcionamiento normal del cerebro, lo cual no es nada ecológico.
Mito:
Los jóvenes consumen cannabis porque está prohibido: si se legalizara se consumiría menos.
Realidad:
Las drogas que más se consumen entre los jóvenes son el alcohol y el tabaco, y éstas son legales. Además, en el consumo, más que la prohibición, influye la facilidad para conseguir la sustancia y el grado de aceptación social de la misma.
Mito:
El cannabis tiene efectos terapéuticos, por lo que no debe ser malo fumarse un porro de vez en cuando.
Realidad:
Los usos médicos del cannabis se realizan de manera controlada y no tienen nada que ver con su uso recreativo. También existen medicamentos derivados del opio y nadie piensa que sea sano consumir heroína.
Mito:
El consumo de cannabis puede controlarse ya que no produce adicción.
Realidad:
Existen estudios científicos que demuestran que su consumo continuado puede producir adicción, especialmente cuando se consume en la adolescencia.
Mito:
Fumar cannabis resulta menos perjudicial que fumar tabaco.
Realidad:
El cannabis contiene muchos de los carcinógenos y mutágenos del tabaco y en mayor cantidad (un 50% más). Además, la forma de consumirlo (fumada, sin filtro y con aspiraciones profundas) aumenta los riesgos de padecer cáncer. Tiene efecto broncodilatador, lo que favorece la absorción de las sustancias tóxicas, y al igual que ocurre con el tabaco, también es perjudicial para los fumadores pasivos.

INHALANTES

Su consumo suele reducirse a personas en situación de marginalidad por su bajo coste económico.
Los inhalantes son sustancias tóxicas que desprenden vapores a temperatura ambiente (pegamento, pintura, quitaesmalte, gasolina,…).
EFECTOS
- Euforia, sociabilidad.
- Alucinaciones y trastornos de conducta.
- Lagrimeo, mocos e irritación de vías respiratorias.
RIESGOS
Consumidos con alcohol u otras drogas puede provocar alteraciones del estado de conciencia, convulsiones, estupor y coma.
Federación Andaluza Redes
C/Niágara 10, locales C y D
21005 Huelva
Financiadores