masKinfo

Total de Visistas: 112368
Federación Andaluza Redes
El alcohol es una droga depresora del Sistema Nervioso Central que inhibe progresivamente las funciones cerebrales. Afecta a la capacidad de autocontrol, produciendo inicialmente euforia y desinhibición. Es posible distinguir dos grandes tipos de bebidas alcohólicas:
Fermentadas: Graduación entre 4º Y 15º (vino, cerveza, sidra...).
Destiladas: Graduación entre 40º y 50º (orujo, pacharán, vodka, whisky, ron o ginebra).
Riesgos del consumo a Corto plazo:
  • Intoxicación etílica: puede provocar un coma o incluso la muerte.
  • Conductas de riesgo: el alcohol desinhibe y provoca una falsa sensación de seguridad (accidentes de tráfico y/o laborales, relaciones sexuales de riesgo).
  • La aparición de problemas con los estudios, que pueden derivar en fracaso escolar.
  • El consumo de otro tipo de drogas y su mezcla con el alcohol.
  • El aumento de la agresividad y el ejercicio de comportamientos violentos.
  • La desinhibición total que puede llevar a cometer actos ilegales y vandálicos.
  • La pérdida de control de sí mismo llegando al punto de no saber decir “no”.
Riesgos del consumo a Largo plazo:
  • Conflictos familiares, sociales y problemas de salud.
  • Hipertensión arterial.
  • Gastritis.
  • Cirrosis hepática.
  • Cáncer.
  • Deterioro cognitivo, demencia.
  • Depresión, agresividad o problemas del sueño.

Existen situaciones en las que no se debe consumir nada de alcohol:

  • Menores de 18 años: el organismo se encuentra en proceso de maduración. El cerebro, hígado y páncreas son muy vulnerables. Aumenta el riesgo de alcoholismo.
  • Embarazo o periodo de lactancia: supone un grave riesgo para el feto.
  • Ingesta de medicamentos o drogas psicoactivas: potencia la toxicidad.
  • Conducción de vehículos o manejo de maquinaria.
  • Mientras se trabaja o estudia.

Mitos del Alcohol

Existen algunos mitos o ideas erróneas que muchos jóvenes tienen respecto al alcohol que, en muchos casos, pueden llevar a realizar comportamientos de riesgo con importantes consecuencias negativas.
Partir de una información objetiva, clara y realista es fundamental para tomar decisiones responsables y saludables.
Mitos del alcohol
  • El alcohol no es una droga.
  • El alcohol te da energía.
  • Todo el mundo reacciona igual al alcohol
  • Beber sólo cerveza no perjudica la salud.
  • El alcohol es un estimulante.
  • El alcohol alimenta.
  • Las personas que "aguantan mucho" corren menos riesgo de llegar al alcoholismo
  • El café quita "la borrachera"
  • El beber alcohol sólo los fines de semana no puede provocar daños
  • El alcohol daña por igual a adultos y jóvenes

Razones para no consumir

Hay muchas razones para NO consumir alcohol siendo adolescente:
  • No existen buenos motivos para beber, hacerlo puede producirte problemas de salud y dependencia.
  • A los jóvenes menores de 18 años, el alcohol les afecta más al organismo (los efectos negativos son mayores a nivel físico y psicológico) y además su venta a menores o su consumo en la vía pública está prohibido por la Ley.
  • Nunca pienses que los problemas se afrontan mejor habiendo bebido, el consumo de alcohol influye de forma negativa en la solución de problemas y en la toma de decisiones.
  • Aunque veas en las series de televisión, en el cine o en cualquier otro medio que se "hacen risas" consumiendo alcohol u otras drogas piensa que es ficción. El alcohol tiene una verdadera cara que no es nada divertida. Cada año mueren miles de personas por culpa del alcohol y otras muchas más están en serio riesgo de convertirse en alcohólicas.

¿Cuánto tiempo está en tu cuerpo?

  • Sangre: hasta 6 horas
  • Aliento: 12-24 horas
  • Orina: 12-24 horas
  • Saliva: 12-24 horas
  • Cabello: 90 días

Alcohol y Adolescentes

La adolescencia es una etapa complicada. Se trata de un periodo repleto de cambios que no siempre se entienden y procesan bien, y que lleva a buena parte de nuestros jóvenes a explorar nuevas sensaciones. Como parte de este proceso experimental pueden surgir multitud de escenarios, que dependen de numerosos factores tanto personales como del entorno del joven. La propia personalidad del adolescente, la situación familiar, el grupo de amigos y compañeros de clase al que se sienta más afín… son elementos que configuran ese puzle que es la psicología del adolescente. Si tuviéramos que analizar qué factores pueden llevar al alcoholismo en adolescentes, algunos de los más repetidos serían los siguientes.
En primer lugar, el mero hecho de que el adolescente tiende a imitar las actitudes y los comportamientos de los adultos que le rodean. Su proceso exploratorio le lleva a querer saber qué se siente haciendo eso que sus mayores hacen. Por otro lado, durante años se ha establecido una importante relación entre alcohol y diversión junto a una permisividad social evidente. Esto es asimilado diariamente por los jóvenes puesto que lo perciben a través de impactos de todo tipo. Por si fuera poco, no hay que olvidar el componente social que tiene el consumo de alcohol a estas edades. El joven siente que acudir a una botellona le permite establecer relaciones y formar parte de un grupo, mientras que no hacerlo es quedar excluido.

Menores ni una gota + de 100 razones

Menores ni una gota + de 100 razones
Federación Andaluza Redes
C/Niágara 10, locales C y D
21005 Huelva
Financiadores